Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción Infoluna
Lunes, 22 de mayo de 2017 | Leída 142 veces
La web líder El Confidencial publica un demoledor reportaje sobre la imposibilidad de conseguir reparaciones de calidad con lo que se paga a los talleres

"Las aseguradoras están dando servicio a pérdidas y debería ser ilegal, es una rueda de la miseria"

Guardar en Mis Noticias.

La web El Confidencial, una de las más visitadas sobre información general, ha publicado un demoledor reportaje sobre las imposiciones de las aseguradoras a los talleres y la mala calidad de los materiales que se está obligando a utilizar para asegurar precios bajos. El reportaje se centra, sobre todo, en los seguros low cost, que ofrecen precios incompatibles con una reparación de calidad:

 

[Img #13667]

 

 

ESTE ES EL REPORTAJE

 

En 2016 las compañías aseguradoras batieron su récord de pólizas vendidas que se tradujeron en 63.827 millones de euros, un 12,24% de aumento con respecto al año precedente. “El sector ha sabido robustecer su posición”, diagnosticaba satisfecha UNESPA, la patronal del gremio. Los seguros para coches aumentaron en algo más del 5% hasta los 7.734 millones. “Contamos con unos márgenes razonables”, afirmó a la vista de los datos José Antonio Sánchez, el presidente de ICEA (servicio de estadísticas y estudios del sector de seguros).

 

Pero tras la irrupción de las aseguradoras ‘low cost’ y, en general, el desplome de los precios de las pólizas de seguros de automóvil, el resto de actores implicados en el proceso (abogados, mecánicos, tramitadores…) están, por decirlo de un modo diplomático, bastante hartos de la competencia por reducir precios y, consecuentemente, costes. Al menos, una buena parte de ellos. “¡Son una mierda que no vale para nada!”, exclama Salvador Guerrero, dueño de carrocerías Vantage, en Calahorra, en conversación telefónica con este diario y en un tono escasísimamente diplomático. Este mecánico estuvo casi ocho meses reclamando varias facturas a una compañía aseguradora de bajo coste.

[Img #13668]

 

“Hacen lo que les da la gana y cada día más”, prosigue este mecánico riojano que se hizo célebre por reclamar desde Facebook a una compañía que le adeudaba varios pagos. “¡Van a explotar el mercado jodiendo a los talleres!”, continúa, antes de revelar algunas prácticas bastante desasosegantes: “Nos obligan a usar piezas usadas o de baja calidad. También eligen ellos el tipo de pintura”.

 

Para Guerrero “es una tomadura de pelo, se ríen de nosotros y de sus clientes” y apunta que los asegurados “no tienen ni idea de los materiales ni de la manera en la que se están reparando sus coches”. El chapista recalca [Img #13669]que mientras los talleres tienen “que comprar cada vez más caro, ellos nos pagan menos ahora que hace veinte años”. Y concluye: “No tiene sentido que les estamos dejando dinero a préstamo porque tardan lo que les da la gana en pagarte y mientras tanto disfrutan de lo que es nuestro”.

 

La burbuja que explotará

 

“Las reparaciones ya no se rigen por el criterio del fabricante, sino por los intereses de las aseguradoras”, se lamentan desde Eurosiniestro, que denuncian que las compañías “señalan con menciones especiales a los talleres que les interesan porque se rigen por sus criterios, aunque esos talleres no sean necesariamente mejores” e, incluso, que muchas de ellas están creando su propia red de centros mecánicos.

[Img #13670]

Desde otra óptica, la del agente de seguros, Alejandro Villar, después de más de 20 años en el sector, no tiene un concepto mucho mejor de lo que está sucediendo. “Esto es una burbuja, como la inmobiliaria. Y explotará”, cuenta con ese tono de voz de quien ha advertido muchas veces una cosa y nadie le ha hecho caso. “Un seguro ahora vale menos de 400 euros y el espejo de un Audi ya vale 800. Eso no tiene sentido”, explica, antes de denunciar que los administrativos de las compañías están ejerciendo también de peritos, “haciendo las fotos y valorando”, para ahorrar costes.

 

“Antes, los paragolpes se cambiaban enteros, sustituyendo las pestañas. Ahora se hace lo mínimo”, coincide con el diagnóstico de Guerrero. Su teoría es la de que las compañías solo buscan volumen “y después no les importa [Img #13671]echar a la mínima a los que dan problemas. Es una cuestión estadística: si consigues 100.000, te da igual que se te vayan por mal servicio 10.000”.

 

Villar aún va más allá: “Están dando servicio a pérdidas y eso debería ser ilegal”. En su opinión las compañías ‘low cost’ “son una apuesta, no una empresa tradicional” y lo único que buscan es “reventar el mercado a base de volumen”. Villar concluye su pesimista predicción advirtiendo de que es “una rueda de la miseria: tú me pagas poco y yo pago poco a todos los demás”. “A la larga, solo genera miseria”, es su pesimista conclusión.

Fuente: El Confidencial

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
INFOLUNA • Aviso legal y Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress