Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción Infoluna
Jueves, 24 de agosto de 2017 | Leída 88 veces
Un ex jefe de taller destaca la imposibilidad de la independencia de estos profesionales debido a las posibles represalias de las compañías

"Si un perito no se ajusta a las normas de la aseguradora o es demasiado justo, dejarán de enviarle trabajo"

Guardar en Mis Noticias.

El sector de talleres de lunas tiene claro cuál es el verdadero culpable de las presiones que reciben en términos de costes. Los cristaleros señalan a los peritos, ya que ese colectivo de profesionales es la que debe definir el justiprecio del servicio. Sin embargo, son los peritos quienes transmiten a los talleres la 'obligatoriedad' de hacer descuentos cada vez más altos, con lo que se reduce severamente el margen de beneficio del taller.

 

 

[Img #14073]

 

 

Un ex jefe de taller llamado José Seta define en un interesante artículo dónde radica el problema entre peritos y talleres y coloca a estos profesionales en una situación delicada de cara a las aseguradoras. Todo es una cadena que todos sufren...salvo las compañías:

 

 

 

Este es un extracto del artículo:

 

 

 

La compañía de seguros es la entidad que VALORA y ABONA los daños causados por un siniestro en bienes que ELLOS mismos tienen asegurados.  Con este aire, que a mi me recuerda tanto al de Juan Palomo, no es descabellado pensar que van a intentar abaratar costes a toda cos[Img #14075]ta cuando se trate de valorar nuestros bienes.  Durante mis 10 años como jefe de taller y asesor de servicios he atendido a cientos de peritos de todas las compañías habidas y por haber y casi todos, te aseguro, van a recortar, y lo digo sin género de dudas y da igual si va por tu compañía o por la contraria, la mayoría si le puede ahorrar unos euros a la CIA, lo hará y lo hará escatimando con la calidad de la reparación usando recambio y materiales alternativos que finalmente deteriora nuestro vehículo y por consiguiente lo devalúa.  En este post voy a dar una serie de claves que te van a empoderar a la hora de peritar tu coche. Voy a contarte quien está a tu favor y como puede ayudarte, aprenderás cuáles son tus derechos y que vías debes usar para hacerte valer.  Comenzaré por desgranar un poco la maquinaria, la parte que nos interesa solo. 

 

 

 

 

El perito 

[Img #14074]

 

 

El perito deberá ser neutral y no podrá estar en la nómina de la CIA. Normalmente la compañía acude a peritos o gabinetes autónomos. 

 

 

 

 

Detrás del telón: 

 

 

 

Si este gabinete o perito no se ajusta a las normas de la CIA o es demasiado justo, la compañía dejará de enviarles trabajo, así que imagina la parcialidad que pueden tener, escasa.  El taller si está de tu parte, pero… la compañía puede tomar medidas correctivas como no enviarles trabajo (sobre todo si es concertado) si se implica demasiado en tu defensa.

 

 

 

Fuente: lifecamper.es

Noticias relacionadas
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Viernes, 25 de agosto de 2017 a las 12:32
LEVANTE
Buenos dias.
Eso ya os lo dije yo hace tiempo, pero vamos que cualquiera que lleve un tiempo en esto lo sabe.
Los peritos son los esbirros de las compañias. La solucion esta clara Tribunal de la Competencia.
Decidme segun el articulo 2 de la LEY 15/2007 QUE INCUMPLEN
La posición de dominio supone que una empresa goza de poder e independencia económica suficientes, como para actuar en el mercado al margen de las posibles reacciones de competidores, clientes y consumidores.

La Ley no prohibe la existencia de una posición dominante en el mercado, sino la explotación abusiva de la misma.

Estas prácticas abusivas pueden consistir en:

La imposición de forma directa o indirecta, de precios u otras condiciones comerciales o de servicios no equitativos.
La limitación de la producción, distribución o el desarrollo técnico en perjuicio injustificado de las empresas o de los consumidores.
La negativa injustificada a satisfacer las demandas de compra de productos o prestación de los servicios.
La aplicación de condiciones desiguales para prestaciones equivalentes, que coloque a unos competidores en situación desventajosa frente a otros.
Las ventas vinculadas, práctica por

INFOLUNA • Aviso legal y Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress