Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción Infoluna
Viernes, 6 de octubre de 2017 | Leída 204 veces
Un jurado popular de Estados Unidos impone la sanción más dura de la historia del sector por engañar a un cliente con un mal servicio y uso de mateial de baja calidad

¡30 millones! de multa por un mal trabajo de cristalería del automóvil

Guardar en Mis Noticias.

El sector mundial de la cristalería del automóvil se estrena con la primera demanda multimillonaria ganada por un cliente que reclamó por un mal trabajo de un taller. Un jurado popular del estado de Texas (Estados Unidos) ha condenado al taller John Eagle Collision por el uso incorrecto de un adhesivo en una reparación de un techo solar. El mal uso de este material hizo que el propietario del vehículo sufriera lesiones y la red a la que pertenece el taller tendrá que indemnizarle con 31 millones de dólares al demandante.

 

 

[Img #14303]

 

 

Esta demanda supone un récord en cuanto a indemnización por un mal trabajo en el sector de la cristalería del automóvil. La reclamación se basó en que el taller no siguió las normas de reparación de la marca de vehículos y la consecuencia fue [Img #14302]que el dueño del automóvil acabó lesionado.

 

 

 

Este caso supone un ejemplo radical de cómo se puede poner en peligro la integridad de un cliente por ahorrarse unos céntimos. Este caso no es aislado, ya que en España, por ejemplo, es cada vez más habitual ver trabajos en los que no se siguen los procedimientos adecuados y se buscan alternativas de producto de peor calidad pero en los que se consigue un mínimo margen de beneficio.

 

 

 

 

¿Merece la pena poner en peligro la vida de un cliente por ahorrarse unos céntimos en adhesivo u otros productos? En Estados Unidos sale muy caro y un taller irá a la ruina por esta práctica. 

 

 

 

¿Por qué se usan estos adhesivos tan peligrosos?

 

 

 

Este ejemplo de un crash test de Carglass en el que se usa un adhesivo de baja calidad y uno premium, con una diferencia en el mercado de unos 5-10 céntimos por aplicación demuestra que no merece la pena exponer a ciertos peligros a los clientes por unos céntimos. 

 

 

 

 

 

"En España aún no ha habido un caso que haga concienciar a la gente del peligro de usar ciertos materiales, pero los profesionales deben saber los peligros a los que se expone al cliente con ciertas prácticas", asegura Bob Beranek, el mayor experto mundial en cristalería del automóvil.

 

Noticias relacionadas
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
INFOLUNA • Aviso legal y Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress