Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción Infoluna
Martes, 7 de noviembre de 2017 | Leída 113 veces
Está acusado de haber estafado durante al menos doce años a la compañía para la que trabajaba falseando presuntamente partes de accidentes

Un empleado de Groupama se enfrenta a 4 años de cárcel por apropiarse de 171.000 euros

Guardar en Mis Noticias.

El empleado de una aseguradora de Santiago, informa La Voz de Galicia,  se enfrenta a una petición fiscal de cuatro años de cárcel y una multa de 3.050 euros por estar acusado de haber estafado durante al menos doce años a la compañía para la que trabajaba falseando presuntamente partes de accidentes de los que acababa beneficiándose él a través de cuentas bancarias a nombre tanto de su mujer como de sus dos hijos, aunque no hay constancia de que ellos participasen en el fraude, por lo que no se ha dirigido acusación contra ninguno de ellos.

 

 

 

El acusado, J. A. A. Q., comenzó a trabajar para la entidad Seguros Groupama el 1 de enero de 1998 y se ocupaba de la tramitación de siniestros que los asegurados, agentes o corredores de seguros comunicaban a la entidad en su oficina de Santiago. Gestionaba por tanto los siniestros y acordaba con los perjudicados los importes, lo que hacía que tuviese que abonar las cantidades acordadas a los clientes en las cuentas bancarias que habían facilitado.

 

 

 

Así, desde 1999 y al menos hasta el 2011, el acusado decidió, según el ministerio público, utilizar las herramientas entregadas para el ejercicio de sus funciones para incorporar a su patrimonio cantidades de la empresa fingiendo o alterando un total de 64 expedientes de siniestros en los que los perjudicados resultarían su esposa y sus dos hijos, a los que señalaba como beneficiarios con leves sustituciones de las palabras de los apellidos para evitar que los controles informáticos detectasen coincidencias.

 

 

De esta manera, siempre según el fiscal, transfirió a las 19 cuentas bancarias que abrió a nombre de sus familiares en tres bancos distintos, o entregó cheques a sus nombres, cantidades que siempre fueron inferiores a 3.000 euros, lo que también contribuyó a dificultar el control. El importe total presuntamente defraudado a la empresa de seguros asciende a 171.052,42 euros.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
INFOLUNA • Aviso legal y Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress