Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción Infoluna
Lunes, 11 de diciembre de 2017 | Leída 173 veces
Diciembre es el mes más temido por los talleres de lunas por las penalizaciones que se multiplican por los costes medios bajos y la imposibilidad de llegar a altos ratios de reparación

El mes de las multas

Guardar en Mis Noticias.

Diciembre es un mes temible para los talleres especialistas de lunas y así nos lo confirman numerosos cristaleros. Al descenso habitual de volumen de trabajo se une el miedo a las penalizaciones. Diciembre es el mes de las multas, en el que se computan todos los trabajos y se decide si se ha cumplido con las leoninas condiciones de coste medio que imponen las aseguradoras.

 

 

 

Diciembre es el mes en el que se suman los trabajos y se decide si el taller debe pagar una multa por haber realizado una media de trabajos que han superado los bajos costes medios que suelen rondar los 180-190 euros.

 

 

 

[Img #14622]

 

 

 

Se buscan reparaciones desesperadamente

 

 

 

En este mes se producen situaciones que son casi imposibles de ver en otros tipos de negocios. Es el mes en el que hay que decidir si se acepta una sustitución cara o se  deriva a otro taller. "Es increíble que me tenga que negar a hacer un trabajo porque sé que si lo hago puedo recibir un multón. En diciembre no hago más que buscar reparaciones o laterales que hago pasar por [Img #14625]reparaciones porque si no me llevo el premio gordo de la red en forma de penalización", nos asegura un criatalero.

 

 

 

Los talleres buscan en diciembre reparaciones desesperadamente, ya que en unos días es cuando se consuman las consecuencias del coste medio con el que trabajan los talleres de lunas con las aseguradoras. "Hay que acabar con esta dinámina porque conseguir un ratio del 20-25% de reparación que es lo que te salva de la penalización es imposible y eso lo estamos pagando muy caro los talleres", reconocen desde el sector.

 

 

 

 

El bajo coste medio y las temidas penalizaciones ha hecho que a final de año cada taller sume numerosos trabajos de parabrisas caros rechazados para evitar un desajuste en los costes.

Noticias relacionadas
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
INFOLUNA • Aviso legal y Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress